Quienes circulen habitualmente por la Autopista Eje Aeropuerto M-12 y por la Autovía de Aragón, pueden participar en un importante proyecto de investigación para el desarrollo de nuevas tecnologías de transporte por carretera.

Se trata del proyecto FOTsis (European Field Operational Test on Safe, Intelligent and Sustainable Road Operation) que busca el desarrollo de los servicios cooperativos entre el vehículo y la infraestructura, es decir, las autopistas.

Iniciada en 2011, esta iniciativa cuenta con ayudas públicas europeas por valor de 13 millones de euros. Esta elevada inversión se justifica en que el proyecto ha sido seleccionado por la Comisión Europea dentro de la convocatoria ‘Mobility of the Future’ sobre nuevas tecnologías para el transporte por carretera.

FOTsis está promovido por un conjunto de empresas españolas (OHL, ACS, Indra, SICE, GMV e Iridium, entre otras) y cuenta con la participación de veinticinco socios de nueve países europeos, entre los que se encuentra la Universidad Politécnica de Madrid representada por el Grupo de Aplicación de Telecomunicaciones Visuales de la ETSI de Telecomunicación.

La Autopista Eje Aeropuerto M-12, junto con la Autovía de Aragón, son las ubicaciones seleccionadas en España para la puesta en marcha y prueba de los servicios.

Estos servicios facilitarán el intercambio de información entre los centros de gestión de tráfico y los dispositivos instalados en los vehículos, contribuyendo a una mejora de la seguridad vial y, consecuentemente, a la disminución de los accidentes y a que éstos sean menos graves.

Asimismo, se espera mejorar la gestión de la movilidad repercutiendo en una mejora de la capacidad de las vías y la fluidez del tráfico. De este modo, se mejorarán además las condiciones medioambientales con la consiguiente reducción de la contaminación por CO2. Por último, los servicios FOTsis contribuirán a una mejora del confort en la conducción, así como en la mejora de la calidad de la información proporcionada a los usuarios.

Para alcanzar los objetivos del proyecto, es necesaria la buena comunicación entre los actores implicados en el transporte por carretera: conductor, vehículo y vía. Por ello, es necesaria la participación y opinión de los conductores que será la base sobre la que construir unos servicios diseñados para el usuario.

Los conductores que participen en las pruebas podrán conseguir descuentos en gasolina y participar en sorteos de smartphones, tablets y hasta un viaje a un Gran Premio de Fórmula 1.

En esta línea de trabajo de sistemas cooperativos, desde Fomento explican otro proyecto piloto que se está implantando y que abarca un corredor de más de 60 kilómetros de autopistas y autovías en Galicia, en una zona con una orografía especialmente complicada.

El proyecto cuenta con un amplio equipamiento como un anillo de fibra óptica, cámaras, estaciones meteorológicas de alta precisión, paneles de mensaje variable, estaciones de toma de datos y unidades de comunicación. Actualmente, veinte vehículos debidamente equipados están probando el sistema para comprobar el establecimiento de la comunicación y los avisos entre los vehículos.

Nuestro país también apuesta por las iniciativas que llegan de Europa de sistemas inteligentes de transporte (ITS). Desde la interoperabilidad en los sistemas de telepeaje, al Plan de Acción sobre ITS, y la reciente adopción de la Resolución para la implementación de la eCall.

FOTsis