“El mar nunca ha sido amigable con el hombre. Como mucho ha sido cómplice de la inquietud humana”. El novelista Joseph Conrad sabía de lo que hablaba y muestra de ello lo encontramos en la ‘galería’ de barcos hundidos que las profundidades del océano esconde.

Una inmersión a decenas de metros bajo el mar puede convertirse en todo un espectáculo gracias a las embarcaciones que hace mucho tiempo dejaron de navegar. El caso más conocido y filmado es el del Titanic, descubierto en 1985 a 3,6 kilómetros de distancia de la superficie marina. Pero son muchos los que acompañan a esta embarcación. Las Naciones Unidas estima que hay alrededor de tres millones de barcos hundidos en lo más profundo del mar.

Muchos están destrozados o perdidos, sin embargo parece que el tiempo no ha pasado por algunos de ellos. Es el caso de los 5 ejemplos que mostramos. Toda una excursión para dejar con la boca abierta a más de un buceador.

Russian Wreck. En lo más profundo del Mar Rojo, en la Isla Off Zabagad, encontraron un misterioso barco en 1988 a 24 metros de profundidad. La verdadera historia de este barco hundido se desconoce, aunque en más de una ocasión se ha sugerido que se trataba de un barco espía debido a la presencia de equipamiento electrónico y a las actividades comerciales que los soviéticos llevaban a cabo en los años 50 por esta zona.

The Doty. Nos trasladamos hasta el Lago de Michigan en Milwaukee (EE.UU.) para sumergirnos en este barco con historia. En octubre de 1898 se produjo una gran tormenta que hundió varias embarcaciones en el mencionado lago. Uno de ellos fue Doty, que fue redescubierto el 16 de enero de 2010, después de perderle la vista durante 115 años. Lo más curioso es que era uno de los barcos de madera más grandes que aún seguía perdido por estas aguas, concretamente a 91 metros de profundidad. A pesar de los años, y su posición vertical, se mantiene en un increíble estado de conservación.

Bianca C. La capital de Granada, un país insular en el mar Caribe, esconde en su puerto un increíble paseo para los buceadores a 50 metros de profundidad. Bianca C es el barco hundido más largo hasta ahora explorado en aguas tibias. El también conocido como el ‘Titanic del Caribe’ llegó a esta situación tras una explosión en una sala de máquinas mientras el barco estaba atracado en St George. La embarcación no comenzó su hundimiento hasta pasados dos días en llamas.

Defiance. El lago Huron, en Norteamérica, hospeda a cientos de barcos hundidos, y muchos de ellos en muy buenas condiciones gracias a las aguas frías y dulces que corren por sus profundidades. Entre ellos destaca Defiance, que tras un choque con otra embarcación en la madrugada, se hundió en tan solo 15 minutos. Lo sorprendente es cómo consiguió llegar hasta lo más profundo, completamente intacto, tal y como se mantiene hoy en día.

The Ghost Ship. Hay accidentes que vienen con buenas noticias, como el descubrimiento en 2003 de este barco hundido en el Mar Báltico. Lo que realmente estaba buscando el equipo era un avión sueco derribado durante la Segunda Guerra Mundial. En 2010 se confirmó que se trataba de un barco construido en el año 1650, probablemente un buque de carga holandés. Esta misteriosa embarcación es uno de los más antiguos y mejor conservados del mundo, gracias a que este mar no tiene apenas movimientos de mareas y la salinidad se encuentra entre el 0,06% y el 0,15%.

*Foto: astrosurf.com. Proa del Titanic