Con la finalidad de conceder 16.000 millones de euros en créditos durante 2014, el ICO ha firmado protocolos de colaboración con las diez entidades financieras que mayor número de operaciones registró el año pasado en la distribución de estas líneas de financiación.

Para este ejercicio, que ve incrementado en un 15% más la dotación de fondos de estas líneas ICO, el objetivo estratégico es seguir apoyando a pymes y emprendedores en su internacionalización, tanto para activar la capacidad exportadora de las empresas como para fomentar sus inversiones en el exterior, sin obviar la financiación de sus necesidades de circulante.

Asimismo, el ICO facilitará la concesión de los avales necesarios para la participación de las empresas españolas en licitaciones y adjudicaciones internacionales.

A modo de balance, hay que destacar que en 2013 el ICO registró un nivel total de financiación de 13.885 millones de euros y la formalización de más de 190.000 préstamos, lo que supone un incremento del 20,6% y del 17,3%, respectivamente, en relación al ejercicio anterior.

De estas cifras globales, señalar que el 69% de las líneas fueron concedidas a microempresas, es decir, de menos de 9 trabajadores, lo que pone de manifiesto la actividad de las pymes como parte más importante del tejido productivo español.

Un 62% del volumen de préstamos se destinó a financiar las necesidades a corto y medio plazo de las empresas.

Y, por regiones, el mayor número de operaciones concedidas se concentró en Cataluña donde el porcentaje se cifró en el 20%, seguido de Madrid con el 17% y el 12% en Andalucía.

Estos datos ponen de manifiesto, tal y como señala el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, que el ICO juega “un importante papel en la mejora de las condiciones de financiación de la economía española” puesto que «desempeña la figura de canalizador de crédito hacia las empresas».