En su séptima edición, el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha hecho entrega de sus banderas Q a playas e instalaciones náutico-deportivas que están certificadas con esta marca de calidad.

Este acto, celebrado el pasado 12 de junio de 2014, es una forma de reconocer públicamente el esfuerzo en la obtención de la “Q”, un modelo de referencia internacional y que contribuye a consolidarnos como líderes en turismo vacacional.

El número de playas certificadas este año con la “Q” de Calidad Turística asciende a 196, cifra que se corresponde con 96 Ayuntamientos y Administraciones públicas localizadas en 11 Comunidades y Ciudades Autónomas. Supone un incremento del 12,64% con respecto al año 2013.

En cuanto a Instalaciones Náutico-Deportivas certificadas, ya han sido 17 las entidades reconocidas, lo que, según el ICTE, indica que “siguen aumentando visiblemente”.

Son datos que “acreditan el esfuerzo y compromiso de muchos ayuntamientos con la calidad”.

Qué significa implantar la Q

Las playas con Q de Calidad son playas con servicios al usuario organizados bajo un paraguas de gestión que el ayuntamiento responsable adquiere para mejorar cada día.

Esto se mide en aspectos tan visibles como que la playa esté limpia por la mañana; las papeleras de reciclaje vacías; las banderas con sus diferentes colores regulados ondeando en sus mástiles; que en lo alto de las torres de vigilancia haya personal formado profesionalmente para cualquier tipo de incidencia; o que en el agua haya boyas de señalización para limitar la zona de nado.

La Q significa también que el ayuntamiento está completamente comprometido con la preservación medioambiental y se responsabiliza de que todo se haga de la mejor manera posible respetando dunas, fauna y flora. Asimismo, se vigila minuciosamente la seguridad alimentaria en los chiringuitos.

En cuanto a las instalaciones náutico-deportivas que lucen la Q, todas ellas tienen el denominador común de que ofrecen actividades como vela, remo, windsurf, etc.

Asimismo, para el caso de aquellas que tienen embarcaciones, hablamos de lugares en los que se dispone de un surtidor de combustible; recogida secativa de los residuos generados por una embarcación; duchas y aseos en tierra; información meteorológica actualizada; así como un lugar donde reparar y pintar el barco. También dispone de personal de vigilancia y seguridad.

Distribución geográfica

Como ya ocurriera en 2013, Andalucía, con 65 banderas, se consolida como la Comunidad Autónoma con más playas certificadas. Le sigue la Comunidad Valenciana, que cuenta con 45 certificaciones.

Destacar como novedad en esta edición 2014, el llamativo aumento en el número de certificaciones de las playas de Baleares, que ha pasado de 5 a 15. Cantabria, por su parte, ha sumado seis a la lista de 2013, por lo que lucirá la Q en 11 de sus playas.

En el apartado de Instalaciones Náutico-Deportivas, cabe resaltar el liderazgo indiscutible de Galicia, que atesora más de la mitad de las certificaciones, 10 de un total de 17.