El Propeller Club de Sevilla cumple su primer aniversario. Con ocasión de esta conmemoración, hemos querido contar en nuestro blog con su presidente, Juan José Fernández de Luz, que destaca la buena acogida que ha tenido esta iniciativa que ahora mira hacia la interncionalización.

A nivel mundial, existen en torno a 300 asociaciones de propellers con más de 10.000 socios repartidos por los cinco continentes.

Han transcurrido casi 90 años desde que se fundara en Nueva York el primer Propeller Club con la intención de promover y fortalecer el comercio marítimo mundial después de la recesión causada por la primera guerra mundial. El puerto de Hamburgo sería el escenario de esta iniciativa a nivel europeo.

En España, corría el año 1994 cuando se constituyó el Propeller Club en Barcelona al que le han seguido Bilbao, Castellón, Las Palmas, Madrid, Valencia y, por último, Sevilla, en 2013.

¿Cómo nace una iniciativa como el Propeller Club Sevilla? ¿A quién se dirige y con qué objetivos?

En Sevilla hay muchas agrupaciones profesionales del sector que engloban sólo una rama de nuestra profesión (transitarios, consignatarios, agentes de aduanas, navieras…) y que, por tanto, defienden los intereses de cada uno de estos sectores.

Sin embargo, no había ninguna asociación que englobara a todo el sector logístico sevillano y que luchara por el bien común de todos.

La figura de María Marín, actualmente nuestra Secretaria, ha sido fundamental en este proyecto porque ella había sido socia del Propeller Club Madrid y conocía bien el funcionamiento y la filosofía de los propellers. Así que en una reunión con empresarios del sector surgió la oportunidad de fundar el Propeller Club de Sevilla como una herramienta muy válida para intentar ser un motor de la economía sevillana, desde el punto de vista logístico.

A partir de aquí empezamos a trabajar en un proceso mucho más largo del que pensábamos: estatutos, constituirnos en asociación… No obstante, conseguimos arrancar en diciembre del año pasado con un acto de inauguración en que el contamos con la presencia del Alcade de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que nos ha apoyado mucho.

Parece que el esfuerzo ha merecido la pena. ¿Cuál es su balance de este primer año de actividad?

Desde luego, hemos conseguido el objetivo inicial de ser un Club en el que estuvieran representadas todas las ramas del sector logístico.

Es un primer año en el que hemos superado todas las expectativas iniciales.

Tanto por el nivel de socios que hemos conseguido, actualmente 20 entre los que se encuentran las dos principales navieras de Sevilla, abogados del sector marítimo, agentes de aduanas, consignatarias, transportistas, empresas del sector…, como por el de nuestros conferenciantes.

Hemos contado con invitados de gran peso como es el caso del primer teniente alcalde de la ciudad, Javier Landa, que nos habló sobre las instalaciones de la Zona Franca; con el Director General del Puerto, Fausto Arroyo, para tratar sobre el dragado del río; también ha participado Alberto García, delegado especial de la Agencia Tributaria que analizó las ventajas fiscales del comercio exterior; desde el sector privado, un representante de Airbus, Jacinto García, nos explicó la logística en el espacio; asimismo, otros de los ilustres invitados que han asistido a nuestras reuniones han sido el director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, acompañada del director de agricultura de la Junta de Andalucía.

_MG_3291

Precisamente, de esta última reunión y de las buenas relaciones del Propeller con la subdelegada, surgió la iniciativa de ampliar el horario de las inspecciones fitosanitarias en el Puerto de Sevilla. Hemos conseguido que los viernes por la tarde haya fito, una cuestión que era un verdadero problema. Si esta medida nos hace ser más competitivos con respecto a otros puertos, desde el Propeller consideramos que ya hemos puesto nuestro granito de arena.

Con estos invitados tan relevantes, ¿es el Propeller Club de Sevilla un escenario propicio donde anunciar novedades legislativas o iniciativas sectoriales?

Hasta ahora está siendo así.

Por ejemplo, de la mano del primer teniente alcalde tuvimos el anuncio de que la Zona Franca se iba a elevar al Ministerio de Economía y Hacienda para su aprobación.

También en el caso de la Autoridad Portuaria, Arroyo nos adelantó cómo estaba el dragado del río, cuál era la problemática y en qué momento administrativo se encontraba el proyecto.

Nos resultó muy instructivo, igualmente, saber de primera mano por dónde va a ir la nueva ley de combustibles alternativos. Como nos trasladó el director general de la Marina Mercante, en dos años aproximadamente se sustituirá el diesel por combustibles más ecológicos, una medida para la que tendrán que prepararse los puertos.

En definitiva, estos encuentros nos han servido para intentar estar a la vanguardia de nuestros respectivos sectores. _MG_2255

¿Cómo va a conmemorar el Club su primer año de vida?

Los socios son el sentido del Club y queremos ofrecerles un homenaje, una fiesta en la que reconocer su esfuerzo y apoyo. En esta celebración también van a estar a nuestro lado autoridades y empresas que nos han dado su apoyo.

A partir de ahora, ¿cuáles son los retos futuros que enfrenta el Propeller Club?

Queremos centrarnos en la internacionalización de nuestras actividades.

Para ello ya hemos dado un primer paso que es trabajar de manera conjunta todos los propellers de España.

Hemos creado una especie de Federación de propellers españoles para ir de la mano dentro de la estructura internacional.

Queremos, además, aprovechar la pertenencia a esa estructura para dar a conocer el puerto de Sevilla y la actividad logística de la capital hispalense.

Somos una gran red de partners porque hay que tener en cuenta que hay unos 300 propellers en todo el mundo.

En este sentido, nuestro propósito es buscar los apoyos que pueda necesitar Sevilla a nivel internacional.