Desde el pasado 1 de julio de 2014, los barcos deberán tener en cuenta las nuevas enmiendas que han entrado en vigor del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS).

Como principal novedad, será obligatorio que todos los buques adopten procedimientos específicos para efectuar el rescate de personas en el mar.

Rescate

Estas enmiendas al Convenio SOLAS, aprobadas en 2012, se desarrollaron como parte del trabajo que la Organización Marítima Internacional (OMI) dedica a la seguridad marítima para embarcaciones de pasaje.

Su finalidad es garantizar que todos los buques tengan la capacidad efectiva y real de servir como un activo de rescate y de que tengan el equipo adecuado para rescatar a las personas tanto del agua como de las embarcaciones de supervivencia, en caso de un siniestro.

Con este nuevo requisito, además de mejorar la seguridad en el mar, se pretende proporcionar apoyo en la búsqueda y coordinación de salvamento en todo tipo de operaciones de rescate. Sobre todo, se hace especial hincapié en aquellas situaciones donde los medios de búsqueda y rescate resultan insuficientes o el acceso a los helicópteros y embarcaciones especializadas es limitado.

A partir de ahora, los planes y procedimientos de un buque deberán estar estrechamente relacionados con las Directrices aprobadas el pasado 14 de diciembre de 2012 para la elaboración de planes y procedimientos sobre recuperación de personas en el agua (MSC.1/Circ. 1447).

Reducción de ruidos a bordo

También entra en vigor la nueva regulación del Convenio SOLAS II-1/3-12 por la que se establece que los buques de nueva construcción incorporarán criterios para la reducción de ruidos, así como medidas preventivas contra niveles de ruido nocivos para la salud.

En definitiva, se trata de una adaptación al conocido “Código de Ruidos” para reducir la exposición de la gente de mar a tales niveles.

De esta forma, se establecen límites obligatorios para los niveles máximos de ruido en los espacios de máquinas, salas de control, talleres, alojamiento y otros espacios del buque.

Otras enmiendas

Finalmente, el Convenio SOLAS, ratificado hasta ahora por 162 Estados -que representan casi el 99% del arqueo bruto de la flota mercante mundial-, también introduce las enmiendas a la regla II-2/10 sobre la extinción de incendios. Así, en el sistema de comunicaciones utilizado por los bomberos, se incorporará un mínimo de dos aparatos radiotelefónicos bidireccionales portátiles. Los buques construidos antes del 1 de julio de 2014 tendrán de plazo para disponer de estos nuevos equipos hasta el 1 de julio de 2018.

Las enmiendas a la regla II-2/15 sobre instrucciones, formación y ejercicios a bordo, así como las modificaciones de la regla II-2/20 sobre protección de los espacios para vehículos, espacios de categoría especial y espacios de carga rodada, con la incorporación de sistemas fijos de extinción de incendios, completan las novedades más destacadas del texto.