Al hablar de logística en nuestro país nos estamos refiriendo a un sector vital  para nuestras exportaciones. Su relevancia socio-económica se hace palpable si tenemos en cuenta que logística y transporte representan aproximadamente el 5,5% del PIB y dan empleo a más de 850.000 personas.

Asimismo, las previsiones de Europa es que el transporte de mercancías pueda alcanzar un crecimiento del 80% hasta el año 2050.

Con estas premisas, el Ministerio de Fomento, en coordinación con las comunidades autónomas y representantes del sector, ha presentado el nuevo Plan de Estrategia Logística con el que optimizar el transporte de mercancías y aumentar la competitividad de la industria, a través del desarrollo de una red intermodal, de potenciar el papel de España como “hub” de mercancías y de reducir los costes logísticos.

Con una inversión estimada de 8.000 millones de euros, esta nueva Estrategia persigue lograr un sistema de transporte multimodal, seguro, eficiente y sostenible, que conecte carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos; que optimice el funcionamiento de las cadenas de transporte y que dé respuesta a las necesidades de las empresas.

Otro de los objetivos de este plan es potenciar el papel de España como puerta de entrada, centro de tratamiento y distribución de mercancías intercontinentales para Europa.

18 actuaciones prioritarias 

La Estrategia se fundamenta en el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) y recoge 18 actuaciones prioritarias, que serán las que se inicien próximamente con el fin de obtener resultados a corto plazo.

  • Fortalecimiento de la Unidad Logística para la implementación de la estrategia. Será la encargada de mantener la coordinación y colaboración entre el grupo de comunidades autónomas y el Foro Logístico, formado por las asociaciones del sector.
  • Desarrollo de una normativa específica de la logística, que dote al sector de un cuerpo jurídico propio.
  • Impulso a la liberalización del transporte ferroviario de mercancías.
  • Mejora de la formación del sector.
  • Elaboración de un código de buenas prácticas para dotar al sector de una mayor confianza y transparencia.
  • Creación de una ventanilla única para la tramitación administrativa que aligere y armonice la documentación requerida en las cadenas de transporte nacional e internacional.
  • Integración de la Logística en el Observatorio del Transporte, para que integre y analice todos los datos del sector.
  • Análisis de las capacidades de carga en el transporte por carretera.
  • Coordinación de calendarios de restricciones al transporte de mercancías por carretera, que armonice la heterogénea situación actual.
  • Puesta en servicio de Autopistas Ferroviarias, previo análisis de los potenciales tanto nacionales como internacionales.
  • Optimización de los modelos de gestión de terminales intermodales, que redunde en una mayor eficiencia y competitividad de los mismos.
  • Establecimiento de acuerdos con los sectores logístico e industrial para potenciar el uso del ferrocarril.
  • Incremento de la competitividad en los puertos, mediante decisiones como la reducción de tasas.
  • Análisis de la puesta en servicio de nuevas Autopistas del Mar, impulsando los correspondientes acuerdos con los respectivos países de la Unión Europea.
  • Completar la definición del mapa logístico de España.
  • Adaptación de los principales corredores ferroviarios para transporte de mercancías, tanto de nivel nacional como internacional.
  • Mejora de los accesos terrestres a los puertos, como nodos básicos de conexión multimodal.
  • Y, por último, la conexión de forma directa de los puertos con terminales interiores, mejorando la conectividad con su hinterland.

logística