Los envíos de vehículos por mar están llegando a cifras récord. La razón hay que buscarla en que Estados Unidos importa más que en los últimos cinco años. Como consecuencia, los buques de transporte de coches resultan rentables en un momento en que la mayoría de la flota mercante pierde dinero.

En opinión de  Clarkson Plc, uno de los mayores agentes marítimos, el comercio mundial crecerá un 7,2%, lo que representa 23,27 millones de vehículos este año. Y es que las importaciones estadounidenses aumentarán un 3,6%, es decir, 3,75 millones de unidades, según cálculos de la compañía.

Según estimaciones de distintos analistas, las acciones de Wilh. Wilhelmsen ASA, el mayor operador de buques de transporte de vehículos, podrían incrementarse hasta un 12% en doce meses.

Wilhelmsen transportará 20 millones de metros cúbicos (706 millones de pies cúbicos) de carga en el cuarto trimestre, frente a los 17,5 millones en los tres primeros meses, calcula ABG Sundal Collier Norge ASA.

“En este momento, EE.UU. es lo más importante para el mercado de los buques de transporte de coches debido a la situación que vive Europa”, señala Marius Magelie, analista de ABG Sundal Collier en Oslo. “El aumento de los volúmenes significa mayores utilidades y un mejor aprovechamiento de la flota”, añade el analista que destaca que las acciones de las compañías navieras rindieron un 11% en el último año.

La industria automovilística estadounidense vive un auge después de que las míticas General Motors y Chrysler Group hayan salido de la bancarrota en 2009. El gobierno invirtió US$80.000 millones para rescatar a esta industria. Contando a los proveedores y las concesionarias, el sector de la automoción da empleo a 8 millones de personas y representa entorno al 3,5% de la producción económica estadounidense, según la Alianza de Fabricantes de Automóviles.

Las ventas en los EE.UU. contribuyen, además, a un aumento de las exportaciones provenientes de Asia y Europa con el consiguiente incremento en la actividad de la flota de transporte de vehículos. Las remesas de Japón aumentarán casi un 6%, lo que supone un total de 5,19 millones de vehículos este año y crecen también las ventas de Corea del Sur  al 6,7%, que se traduce en 3,52 millones.

Los volúmenes europeos a América del Norte se incrementarán hasta alcanzar los 1,23 millones.

Fuente: Bloomberg News