El Museo Naval cierra 2013 con 135.484 visitantes, el mejor balance de su historia y una cifra casi un 14% superior a la registrada en 2012. De esta forma, se consolida el incremento iniciado en 2011, cuando el museo superó por primera vez la barrera de los 100.000 visitantes.

Para el Museo, parte de esta mejora se explicaría por “el impacto de la exposición sobre la figura de Blas de Lezo y su época”. Y es que desde que la exposición se inaugurara el pasado 18 de septiembre 2013 hasta el final del año, el museo incrementó un 38% las visitas respecto al mismo periodo del año anterior.

La muestra “Blas de Lezo, el valor de Mediohombre” recupera la memoria del teniente general de la Armada, conocido por encabezar en 1741 la defensa de Cartagena de Indias con solo seis navíos de guerra frente a la flota inglesa del almirante Vernon, ocho veces superior.

Cojo, tuerto y manco desde los 25 años por las heridas recibidas en combate —lo que le valió el apodo de Mediohombre—, Blas de Lezo es uno de los marinos más importantes de la historia naval española.

Estructurada en siete módulos, la exposición se adentra en la figura del teniente general de la Armada enmarcando su trayectoria en el contexto de la primera mitad del siglo XVIII: la llegada de la monarquía borbónica, la guerra de Sucesión y las consecuencias del Tratado de Utrecht, la defensa de los territorios ultramarinos y el fortalecimiento de la construcción naval española.

La muestra reúne 80 piezas procedentes del Patrimonio de la Armada, de 10 museos, archivos e instituciones españolas, además de un museo colombiano y dos colecciones particulares. Se exponen en España por primera vez dos retratos de gran valor iconográfico: el de Sebastián de Eslava, perteneciente al Museo de Arte Colonial de Bogotá, y el del propio Blas de Lezo, de la colección particular de la Condesa de Revilla-Gigedo.

Se completa con gráficas, mapas explicativos y un audiovisual, proyectado en diversos puntos del recorrido, que muestra por primera vez la arquitectura militar de Cartagena de Indias con la orografía y la flora existente en su bahía en el siglo XVIII, elementos clave para comprender el desenlace del combate.

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 3 de marzo tras ser prorrogada por dos meses debido a la buena acogida entre el público y a los preparativos de su viaje a Cádiz, donde se exhibirá a partir de marzo.