Con el nuevo año, la Unión Europea asumirá la presidencia del Grupo de Contacto sobre la piratería en las costas de Somalia (CGPCS), una labor conjunta del Servicio Europeo de Acción Exterior (EEAS) y la Comisión Europea, que continuará con el trabajo realizado durante 2013 bajo la presidencia de Estados Unidos.

El CGPCS se constituyó el 14 de enero de 2009 de acuerdo con la Resolución 1851 del Consejo de Seguridad de la ONU para facilitar la coordinación de acciones entre más de 60 estados y organizaciones en la lucha contra la piratería frente a las costas de Somalia.

Desde su creación, el Grupo de Contacto a través de una intensa coordinación, así como del intercambio de información entre los Estados, el sector privado (industria naviera y compañías de seguros, entre otros) y las ONG’s, ha contribuido a una significativa reducción en el número de secuestros y ataques perpetrados por piratas del mar.

Así, por ejemplo, el número de rehenes se ha reducido de los 700 registrados en 2011 a unos 50 aproximadamente. Una cifra que la Unión Europea está firmemente comprometida a llevar a cero: “cero barcos y cero marineros en manos de piratas somalíes”, señalan sus autoridades.

En este sentido, la Vicepresidenta de la Comisión, Catherine Ashton, precisa que si bien los ataques de piratas en el último año se han reducido en un 95%, “la batalla contra la piratería aún no está ganada”. En su opinión, “es vital que la comunidad internacional continúe trabajando de manera conjunta para acabar con este tipo de actos y consolidar, así, los avances conseguidos”.

Fruto de esta cooperación, además de la conocida Operación Atalanta, hay que destacar también como componente clave de la lucha global, el enjuiciamiento y la detención de sospechosos de piratería. Más de 1.200 acusados están siendo juzgados en 21 países, incluidos los Estados miembros.

Aunque parece que la erradicación de la piratería sólo se logrará en suelo somalí y por el pueblo somalí, se hace imprescindible que la comunidad internacional mantenga el foco de atención sobre la cuestión.

Por eso, Bruselas espera con interés para este próximo año de presidencia del CGPCS, poder trabajar con todos los actores implicados de la región y con la comunidad internacional. Todo ello, con la finalidad de que la piratería llegue a su fin en el cuerno de Africa , un objetivo recogido en el marco estratégico establecido durante la Conferencia sobre un Nuevo Acuerdo para Somalia, celebrada en Bruselas el pasado 16 de septiembre de 2013.